PISOS FLOTANTES
Qué son y cómo colocarlos

Los pisos flotantes son pisos que se colocan sobre superficies ya existentes, solucionando las exigencias de casi cualquier ambiente. Se lo llama "flotante" porque no se fija al piso base.
Se pueden instalar sobre superficies tales como vinilo, linóleo, madera, baldosas y cemento. Es muy sencillo de colocar y de rápido secado lo cual facilita su uso a las pocas horas de ser colocado, y no necesita ningún tratamiento extra como barnizado. No recomendamos su uso en ambientes de excesiva humedad como baños y lavaderos.

Preparación de la superficie:
Limpiar toda la superficie a cubrir
Emparejar irregularidades mayores a 2mm
Si el concreto es nuevo, deberás esperar a que esté seco. Espera una semana por centímetro de espesor hasta 4cm; y dos semanas por cm de espesor para más de 4cm.

Cómo colocarlos:
En ambientes húmedos es recomendable colocar una película de polietileno para asegurar un adecuado aislamiento. Se coloca superponiéndose 20 cm por fila, cubriendo toda la superficie del piso, elevándose 8cm, hasta cubrir el área correspondiente al zócalo, se pega con cinta de fijación para que no se desplace. Luego se coloca una manta de poliestileno espumado para evitar el desplazamiento del piso flotante, brindando además alislamiento acústico Antes de comenzar la colocación del piso, verificar la continuidad de las vetas en cada empalme de las tablas. Ahora sí, ¡a comenzar! Coloque la primera hilera con la ranura hembra sin pegamento hacia la pared y conserve siempre una distancia a la pared de por lo menos 8 mm. Para asegurarse de esta separación, utilice cuñas y retírelas recién luego de las 24 hs de terminado el trabajo. Antes de colocar la segunda hilera, espere 30 minutos, asegurándose el secado. Coloque la segunda hilera. Aplique el pegamento en la cara superior de la Iengüeta macho de las tablas y en la parte inferior de la ranura hembra de las tablas a colocar y en los extremos transversales. Entre hileras debe cerrar las juntas con la ayuda de un taco de madera y retirar el pegamento sobrante con un trapo seco. Continúe así hasta la quinta hilera. A fin de conseguir una buena base para los tramos subsiguientes, comprima las hileras con correas tensoras para que el piso seque en forma comprimida y de manera pareja.

volver